Cómo lavar y cuidar la ropa de bebé

La ropa de bebé es un asunto que en ocasiones no recibe toda la importancia que merece y hay que tener en cuenta que es un objeto que hace contacto directo con la piel del niño durante todo el día por lo que debe recibir un cuidado especial.

La piel de los bebés es muy delicada y fina, con menos capas protectoras que la nuestra, al no estar desarrollada. Es por ello que existen productos y métodos diferentes para lavar la ropa y conservarla de manera adecuada y al mismo tiempo, proteger a los más pequeños de la casa.

¿Cómo cuidar la ropa del bebé?

Antes de comenzar el proceso de lavado lo primero es seleccionar siempre los tejidos más naturales como el algodón. Una vez hecho esto se aconseja descoser las etiquetas para que no rocen con la piel, que podrían inducir rojeces o daños mayores y hacer un lavado rápido antes de su primer uso.

Consejos para lavar la ropa de bebé

A continuación se elabora un listado con los principales consejos a seguir:

  • Elegir un detergente y/o suavizante suave: el mismo jabón que se utiliza para la ropa de toda la familia no es bueno para el niño, es mejor seleccionar uno de fórmula neutra e hipoalergénico.
  • Lavar a mano o a máquina: si se hace en lavadora se debe utilizar un programa de ropa delicada y hacerlo a baja temperatura con un centrifugado suave. Si se hace a mano hay que tener en cuenta que la ropa debe enjuagarse bien.
  • Usar la dosis de jabón adecuada para la ropa de bebé: el exceso de jabón no hará que quede más limpio, sino que estropeara la ropa y dejará una textura desagradable.
  • Tender la ropa inmediatamente después de que haya sido lavada para evitar que se arrugue y adquiera olores.

Cómo guardar la ropa de bebé

La ropa de bebé se queda pequeña rápidamente por lo que muchas familias tienden a prestársela entre generaciones. Ante este escenario, es aconsejable mantenerla en buen estado para que pase en buenas condiciones. Para una mejor organización, gestión del espacio y conservación de la ropa se dan a continuación una serie de trucos:

  • Clasificar la ropa de bebé por tallas en cada temporada y posteriormente por colores. 
  • Retirar del armario la ropa que ya no le quede bien. Clasificar aquellas prendas que vayan a ser guardadas para el recuerdo o las que van a ser donadas, regaladas o prestadas.
  • Elegir un espacio específico para la ropa del pequeño y depositarla ahí bien organizada.
  • Tener a mano aquellas prendas que sean de mayor uso, como bodies, calcetines, pijamas o leotardos, de esta forma no se perderá tiempo buscando.
  • Marcar la ropa para identificarla. Como hemos quitado las etiquetas, podemos marcar la ropa del bebé con un sello especial para aquellas ocasiones en las que el pequeño viaja, se queda en casa de algún familiar donde hay más bebés o por si hay que cambiarle de ropa en la guardería.
  • No guardar ropa que haya sido usada en el armario, si las manchas se dejan secar será muy difícil quitarlas después.
  • Para los cambios de temporada utilizar cajas herméticas para evitar malos olores.

Como se ha podido observar la ropa de bebé es más delicada y necesita de más cuidado que la de niño más adulto, debido a que tienden a ser más delicadas. Por ello es oportuno seguir los consejos mencionados anteriormente para evitar cualquier inconveniente por una mala práctica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Quiza te interese

  • tarjeta cumpleaños

    Cómo hacer tarjetas de felicitación originales para niños

    Los niños siempre valoran una bonita y divertida tarjeta junto a su regalo, por eso desde Patapam queremos ofrecerte varias ideas que te servirán de inspiración para crear tarjetas de felicitación para niños de lo más originales y sorprendentes, ¿nos acompañas? Tarjeta original de elefante para felicitar a los niños Esta divertida, colorida y original tarjeta … seguir leyendo…

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00