Cómo organizar la ropa de los niños

No, no os hablaré de baldas,  cajones y cestas de ropas. Todas somos un poco mayores y ya tenemos idea de cómo se organiza la ropa en los armarios. Sabemos que los zapatos no se cuelgan y que la ropa interior no se deja en las baldas. Hasta aquí llegamos la mayoría.

Mi intención es otra y podríamos resumirla en lanzar al aire diversas ideas sobre la organización de la ropa de los niños. Hablar un poco de las diferencias entre los armarios de los adultos y de los críos y cómo gestionamos, en mi caso, el día a día. Y ahí van mis ideas.

El armario de los bebés a la medida de los padres

Estaréis hartas de leer artículo sobre la importancia de que el niño vaya ganando autonomía y que participe de las cosas de la casa. Bueno, pues os diré que en el tema de la gestión de la ropa y de su armario no tiene sentido pensar mucho en su autonomía hasta los 2, 3 años dependiendo del bebé.

Aquí lo importante es que la organización del armario del bebé se haga pensando en los padres. Seremos nosotros quien ordenemos y cojamos su ropa. En nuestro caso, lo que hemos priorizado es que el cambiador y el armario estén muy cerquita. De tal forma que con una mano controlemos el niño en el cambiador y con la otra podamos coger la ropa del armario. Eso nos ha ido muy bien y lo recomiendo al 100%.

Zonas de aprendizaje en relación con la ropa del niño

Eso sí que es práctico, útil y educativo, al menos en nuestro caso. Cuando ya tienen dos años podemos colocar algún perchero a su altura y trabajar el hábito de coger y colgar la chaqueta al entrar y salir de casa. Y quien dice un perchero también dice una zona para cambiar los zapatos. En este caso sí que el crío es participe de algún tipo de gestión de la ropa, y es un buen inicio para que más adelante organice su armario.

El cambio de armario por temporada no tiene mucho sentido

Los padres ya hemos crecido, y seguramente el cambio de armario por temporada tiene razón de ser. Al menos si no nos hemos sobrepasado demasiado. Pero cuando hablamos de bebés y de niños no tiene mucho sentido hablar de cambio de armario. Tengamos por seguro que una vez la ropa de temporada salga del armario, esta no volverá a entrar. Tendremos que despedirnos de ella.

¿Te imaginas que cada temporada tuvieras tu armario llena de ropa nueva? Pues eso sucederá con tu bebé, con tu niño pequeño. Será como estar estrenando ropa continuamente y olvidándote al mismo tiempo de ese jersey tan bonito y que le quedaba tan bien. Es una alegría y una pena. Por eso descarta tener que hacer cambios de armario con la ropa de otras temporadas. Eso no pasará.

El frente y la retaguarda, o cómo tener dos lugares de almacenaje de ropa

Parece mentira la ropa que llegamos a acumular cuando va creciendo el bebé. El nuestro ya tiene 2 años y me parece que ya tenemos 3 cajas enormes llenas de ropa que ya no le va bien. Eso quiere decir que hemos tenido que organizar la ropa en dos frentes. La ropa del día a día, esa que lleva y que está ordenadita en su armario. Y la otra, la que no se ve pero existe. Las cajas en los altillos que guardan toda aquella ropa que ya no le va bien.

Por eso no tans olo tenemos que pensar en la organización del armario del niño, sino que también hemos de saber dónde guardaremos (si es que queremos guardarla) la ropa que ya no le vaya bien a nuestro hijo. Lo que no hemos hecho nunca, y que no recomiendo, es mezclar la ropa de uso diario con la que ya no le entra en un mismo armario. Hacer esto es llamar al caos y puede asquearnos el día a día y dificultarnos el momento de vestir al niño.

Quizá lo mejor para gestionar la ropa que ya no le va bien al niño es tomar una decisión. O bien la damos a familiares, amigos o personas que la necesitan, y así ganamos en espacio y orden, o bien os ponéis a la faena y suplicad (sería nuestro caso) que sea otro niño.

En fin, aquí mis reflexiones alrededor de la ropa de mi niño y cómo la gestiono y las cosas que he tenido que cambiar. Y vosotras, ¿cómo lo lleváis?  

Guillem

Responsable del proyecto patapam.es. Apasionado del diseño y los trabajos manuales. Escribo sobre sellos de goma y temas relacionados con los niños y la família.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.